//
you're reading...
Uncategorized

El Casco Viejo se abre a Miribilla a través del puente de San Antón

MANUEL ROMERO 17.07.2008 – 20 Minutos.

* Comienza la urbanización del entorno de Bilbao La Vieja.
* Será el remate a la nueva calle Claudio Gallastegi, que subirá a Miribilla.

El Casco Viejo se abre al nuevo Bilbao. Hasta ahora un tanto enclaustrado junto a la ría, abrirá una vía de escape hacia el nuevo barrio de Miribilla a través del puente de San Antón. La sociedad municipal de regeneración urbanística, Surbisa, ha comenzado las obras de urbanización del entorno de la calle Bilbao La Vieja y la plaza Tres Pilares. La operación servirá para rematar la urbanización residencial recién creada por el Gobierno vasco y vertebrada por la calle Claudio Gallastegi, una vía que enlazará directamente el puente de San Antón con la zona alta de Miribilla.

Ahora, la calle está en fase de construcción, sin que esté conectada del todo con Bilbao La Vieja y San Antón. Y aquí entra Surbisa. “Queremos vincular la calle Bilbao La Vieja –la vía que enlaza la calle San Francisco y el puente de San Antón– con Claudio Gallastegi”, constató ayer la concejala y presidenta de Surbisa, Julia Madrazo.

¿Cómo? Según la concejala, con nuevas zonas libres y accesibles para los peatones, y con una imagen de la calle acorde al resto de la ciudad.

Nuevas escalinatas

Los primeros trabajos comenzarán en un solar desocupado en el número 27 de la calle Bilbao La Vieja. Se convertirá en un nuevo espacio urbano, una plaza que unirá el barrio con la zona baja de Miribilla por medio de una gran escalinata.

El proyecto también contempla la renovación de las redes se saneamiento, luz y comunicaciones. En ese punto se unirán dos zonas, hasta la fecha, completamente diferentes: Bilbao La Vieja, históricamente una de las más degradadas de la ciudad, con el nuevo barrio de Miribilla, donde la vida fluye desde hace varios años, tras la construcción de más de 5.000 viviendas, muchas de ellas de VPO, promovidos del Gobierno vasco.

Las obras de Bilbao La Vieja durarán en torno a un año. El presupuesto roza los 2,5 millones de euros.

SIN CORTES DE TRÁFICO La primera fase de las obras no afectará a la circulación. Los trabajos comenzarán en las plazas y en el solar que albergará la escalinata, sin que interrumpan el tráfico de vehículos.

En las zonas afectadas, se dispondrán medidas transitorias para facilitar los accesos a portales, comercios y el abastecimiento de los mismos.

La segunda fase de las obras sí afectará al tráfico durante la creación de la calzada. Mientras duren los trabajos se abrirá provisionalmente a la circulación la calle Claudio Gallastegi.

Discussion

No comments yet.

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *